Click acá para ir directamente al contenido

Difusión

EcoMetales avanza en eficiencia energética y recirculación de agua

Reporte de Sustentabilidad 2015 mostró que pese a tratar un mayor volumen de polvos de fundición en el periodo, disminuyó el consumo de energía y aumentó la recirculación de agua. Ejecutivos de Codelco, destacaron el rol que juega ECL como “habilitador ambiental” en el tratamiento de impurezas.

17 agosto 2016

Calama. Durante 2015, EcoMetales aumentó en más de 3.000 toneladas, el procesamiento de polvos de fundición, provenientes de las divisiones de Chuquicamata y Ventanas de Codelco, alcanzando una cifra anual de 29.615 toneladas tratadas. En el mismo periodo, la empresa mejoró sus indicadores en eficiencia energética y en el uso del recurso hídrico. Del total de residuos procesados, se recuperaron 7.154 toneladas de cobre fino.

El rol de EcoMetales, a través del tratamiento de residuos, es ser un habilitador ambiental para los productos mineros en mercado cada vez más exigentes.

Los resultados, publicados en el Reporte de sustentabilidad fueron presentados en Calama, actividad a la que asistieron sus principales clientes de  las Divisiones de Codelco, del Distrito Norte. El gerente general de D. Chuquicamata, Sergio Parada, destacó que “Ecometales cumple una función relevante en el Distrito, especialmente con Chuquicamata. Cada operación minera debe ser sustentable y hacerse cargo de sus residuos industriales. Para eso  debe existir un habilitador ambiental, en esta cadena de valor. EcoMetales tiene esa función en varios temas,  como  los polvos de fundición y efluentes de refinería”.
Por su parte, Patricio Chávez, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Sustentabilidad de Codelco indicó que “Chile tiene recursos mineros casi para dos siglos más. En esta proyección, estamos entrando en zonas con mayores impurezas y necesitamos desarrollar el músculo de la innovación, para abatir esas impurezas que dificultan la entrada al mercado”.

Agua y energía: más eficiencia, menos consumo

El consumo total de energía durante 2015 fue de 43.893 Mph, lo que representa una disminución de 3,5 % respecto al año anterior. Esto se explica básicamente por mejoras en las variables de operación que implicaron, además, reducir el consumo de agua de proceso.En total, el consumo de agua disminuyó en 20%, de 454.610 metros cúbicos en 2014 a 377.810 en 2015. Por otra parte, el porcentaje de recirculación de agua alcanzó al 36% en 2015, 10 puntos más que en el período anterior lo que se traduce en un make up de 3,4 l/s.
Respecto al tratamiento de aguas, desde 2011 la empresa opera una planta de tratamiento de aguas, que permite reutilizarlas. Las operaciones de EcoMetales no generan residuos industriales líquidos.

Más capacitación y salud ocupacional

EcoMetales opera en Calama una planta con altos estándares de seguridad y salud ocupacional, la que fue acreditada en 2015 por la autoridad sanitaria, como “Lugar de Trabajo que Promueve la Salud”.
La empresa cuenta con un experimentado equipo de ingeniería, procesos y proyectos, con cerca de 300 trabajadores, de los cuales 153 son trabajadores directos. A diciembre de 2015, la dotación de EcoMetales estaba compuesta por 31 mujeres equivalentes al 20 % del total, similar al del período anterior.
En materia de capacitación, en 2015 cada trabajador tuvo un promedio de 39 horas de formación, más del doble que en 2014. En el período informado, el presupuesto respectivo aumentó en un 30%, pasando de un sistema de capacitación reactivo a uno planificado. El acceso a la capacitación en últimos dos años fue señalado por los trabajadores como un aspecto de alta satisfacción (encuesta MINSAL).

EcoMetales promueve la contratación de personal que resida en la región donde desarrolla sus actividades operativas. En 2015, la tasa de ausentismo fue de 1,6 %, cifra que disminuyó en aproximadamente un 11% respecto al año anterior.
Respecto a la salud ocupacional, no hay trabajadores con enfermedades profesionales. Desde 2008 ECL cuenta con un Programa de Vigilancia de Arsénico para los trabajadores expuestos. Estos son controlados cada 3 meses, superando la exigencia legal que lo indica cada 6 meses.