Click acá para ir directamente al contenido

Difusión

EcoMetales ingresó Declaración de Impacto Ambiental

Con una inversión de US$ 371 millones, el proyecto podrá procesar 200.000 toneladas de concentrados, generando una solución rica en cobre que producirá 59 mil toneladas de cobre fino al año como cátodos y un residuo arsenical estable, llamado escorodita. Planta se construiría en zona industrial del Distrito Norte de Codelco y evitará transporte de concentrados por caminos públicos.

26 octubre 2016

Antofagasta. EcoMetales, empresa filial Codelco, ingresó al Servicio de Evaluación Ambiental de la región de Antofagasta, una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de su Proyecto Lixiviación de Concentrados de Cobre (PLCC). Este, tiene por objetivo generar una solución rica en cobre (PLS) que será procesada como cátodos para su comercialización y un residuo arsenical estable.

El proyecto consiste en la construcción de una planta de lixiviación a presión (tecnología autoclave) de concentrados de cobre, que contienen impurezas, principalmente arsénico. El proyecto, cuya inversión alcanza los US$ 371 millones, tiene una capacidad de tratamiento de 200 mil toneladas de concentrados anuales y producirá 59 mil toneladas de cobre fino al año.

Se emplazará contiguo a la planta de EcoMetales, en la zona industrial del Distrito Norte de Codelco. Actualmente el proyecto está en etapa de ingeniería de factibilidad y de cumplirse el cronograma entraría en operaciones a inicios del 2020.

“Con este proyecto, EcoMetales apuesta a una nueva tecnología para el tratamiento de concentrados en Chile, sostenible ambiental y económicamente. El autoclave complementa el sistema de fundiciones y permite a Codelco cumplir con la nueva norma de emisiones, a costos competitivos”, señaló el Gerente General de la empresa, Iván Valenzuela.

El PLCC contribuye a resolver en Chile el déficit de capacidad de tratamiento de concentrados con impurezas, cuyo transporte y comercialización se rigen por normas internacionales cada vez más restrictivas. La Planta estaría iniciando el ramp up a fines de 2019.

Ventajas El proyecto tiene varias ventajas ambientales: consume menos agua que tecnologías alternativas; no emite arsénico y azufre a la atmósfera, solo vapor de agua y produce un residuo arsenical estable, escorodita (arseniato ferroso).

En el plano económico, sus costos son competitivos y permite una alta recuperación de cobre, mayor a 98,5%. Además de aprovechar la capacidad ociosa de plantas de extracción por solvente y electoobtención del distrito en Radomiro Tomic y/o División Chuquicamata.

EL PLCC considera la construcción de un depósito para la escorodita, ubicado a 2 km de la Planta. Este tendrá una superficie de 31 ha y una vida útil de 20 años, los que se proyectan para la Planta. Su construcción se realizará en 5 etapas.

Las pruebas metalúrgicas del proyecto estuvieron a cargo de las empresas Sherritt y HATCH con SGS, y el desarrollo de la ingeniería, de la empresa HATCH.

Fundamentos

A nivel internacional, asistimos a un incremento en las exigencias ambientales para el transporte y procesamiento de concentrados con impurezas, principalmente arsénico; mientras que en el país, una nueva norma de fundiciones que regirá a partir del 2018, disminuirá la capacidad de procesar concentrados con impurezas, generando excedentes difíciles de comercializar.

Abordar el tratamiento de estos concentrados es un desafío ineludible para mantener la competitividad de la minería chilena.

Autoclave, tecnología probada

El autoclave es una tecnología, que tiene más de 60 años de aplicación en el mundo. Históricamente ha sido utilizada para recuperar oro, plata, níquel, cobre, urano y cobalto, entre otros. Mayores exigencias ambientales y regulaciones más estrictas a los contenidos de impurezas en la minería del cobre, han hecho del autoclave una tecnología competitiva, económica y ambientalmente.