Click acá para ir directamente al contenido

Difusión

Presentan en Cesco CRU: Proyecto para tratar concentrados de cobre

El proyecto complementa el proceso de fundición en el tratamiento de concentrados de cobre con arsénico. Tendrá una capacidad de 200 mil toneladas/año.

6 abril 2016

Santiago. El gerente General de EcoMetales, Iván Valenzuela, junto al gerente global de Hatch para la tecnología autoclave, Kevin Fraser, presentaron en la Conferencia Mundial del Cobre (CRU) que se realiza en Santiago, el modelo de negocios y las características tecnológicas del proyecto.

Este consiste en la construcción de una planta de lixiviación a presión (tecnología Autoclave) para tratar concentrados de cobre que contienen impurezas, principalmente arsénico. Las nuevas instalaciones se ubicarían junto a la actual Planta de EcoMetales en las inmediaciones de Calama, dentro de la zona industrial del distrito norte de Codelco. Es decir, no habrá transporte de concentrados por zonas urbanas ni pobladas.

“El proyecto tiene la ventaja de consumir menos agua que tecnologías alternativas; no genera emisiones y produce un residuo arsenical estable.”

EL PLCC, que se encuentra en etapa de Ingeniería de Factibilidad, es un complemento al proceso de fundición y tiene una capacidad de tratamiento de 200 mil toneladas de concentrados de cobre al año.

Su propósito es contribuir a resolver en Chile el déficit de capacidad de tratamiento de concentrados complejos, cuyo transporte y comercialización se rigen por normas internacionales cada vez más restrictivas, afectando a aquellos concentrados con más de 0,5% de arsénico (As).

Dentro de las ventajas ambientales del proyecto destaca que, consume menos agua que tecnologías alternativas; no genera emisiones y produce un residuo arsenical estable. Su inversión será de US$ 371 millones de dólares y es competitivo en costos pues permite una alta recuperación de cobre, mayor a 98,5%. Asimismo aprovecha la capacidad ociosa de plantas de extracción por solvente y electro-obtención.

Se prevé el ingreso de una Declaración de Impacto Ambiental durante el segundo semestre de este año. De cumplirse el cronograma del proyecto, éste entraría en operaciones durante 2019.