Click acá para ir directamente al contenido

Difusión

Recuperación de valor desde relaves: convertir un pasivo en activo

EcoMetales y la empresa de ingeniería JRI se adjudicaron fondos Corfo para desarrollar proyecto. Como resultado se generará una guía para que otros actores interesados puedan replicar la tecnología.

5 diciembre 2016

Santiago. Actualmente, se estima que la industria del cobre genera 530 millones de toneladas anuales de relaves, un residuo minero masivo compuesto de agua y compuestos no tóxicos, aún ricos en minerales.  Sernageomin ha catastrado 718 depósitos de relaves, muchos de los cuales presentan concentraciones económicamente interesantes de elementos como hierro, aluminio, plomo, selenio, telurio, tungsteno, renio y tierras raras, entre otros.

¿Cómo recuperar la riqueza desde lo que tradicionalmente se ha considerado un residuo? EcoMetales junto a la empresa de ingeniería JRI se adjudicaron $ 1.000 millones otorgados por CORFO, que convocó a un concurso para la “Recuperación de elementos de valor desde depósitos de relaves”. El proyecto se inscribe en el programa nacional de minería Alta Ley que impulsa Corfo y Fundación Chile.

El aprovechamiento de relaves permite ampliar y diversificar la cartera de productos de la minería chilena.

El programa consiste en un portafolio de 3 proyectos que abordarán el desarrollo tecnológico para la caracterización representativa de relaves;  la implementación de pruebas experimentales para la recuperación de elementos de valor y caracterización de productos y residuos; y la validación de prototipo para la recuperación de elementos de valor desde relaves.

La investigación tendrá a la base  la identificación de los metales menores que la Unión Europea incluyó en su lista de 20 materias primas críticas, debido a su escasez o dificultad de acceso. El consorcio que se adjudicó el proyecto aspira a generar como resultado una guía metodológica, que quedará disponible para otros actores, disminuyendo los costos y otras barreras de entrada para este tipo de iniciativas.

Para sus impulsores, este proyecto tiene un carácter público ineludible: “Si bien la motivación principal es la recuperación económica de elementos estratégicos y de valor, la iniciativa desencadena otros beneficios que otorgan sustentabilidad a la propuesta”, señaló Iván Valenzuela, gerente general de EcoMetales. Por ejemplo, se aborda de manera integral y con una mirada sustentable el manejo de residuos disminuyendo el volumen de los depósitos, aportando de paso a la aplicación de la ley de cierre de faenas mineras; permite ampliar y diversificar la cartera de productos de la minería chilena;  y promueve el desarrollo tecnológico, de mano de obra y puestos de trabajo asociados a la innovación en minería. También permitirá fortalecer capacidades locales y fomentar el desarrollo de proveedores asociados al uso de las tecnologías o esquemas tecnológicos, con vocación exportadora.

Los conocimientos patentables que se obtengan en el proyecto serán de propiedad de quién los genere.

El consorcio Ecometales – JRI y el consorcio IM2-Biosigma (de CodelcoTec), que se adjudicó fondos en la misma línea, trabajarán de manera conjunta para alcanzar los objetivos definidos y el aprovechamiento de relaves permite ampliar y diversificar la cartera de productos de la minería chilena.